domingo, 24 marzo 2019

Los Materiales del Cigarrillo

E-mail

 

Monóxido de Carbono, es un gas incoloro y muy tóxico que se desprende de la combustión del tabaco y del papel del cigarrillo. Impide, que la sangre capte el oxígeno necesario en formas masivas se produce la muerte por anoxia cerebral y tisular. El no fumador tiene un 2% de carboxi hemoglobina, en sangre y el fumador tasas que superan el 8%, llegando comúnmente al 12% y 14%. Estas tasas, producen disminución de la entrada de oxígeno y menor fijación de éste a la hemoglobina.


cigarrillosEl inocente papel no se escapa a la maldición del fumador, pues además de las distintas sustancias que entran en su composición y acabado, como el cloro, cuyos derivados son sumamente tóxicos y que se utiliza para blanquearlo, se le añaden otras.


El cigarrillo desprende dos clases de humo, sólo hay que mirar el color del humo que sale de la punta encendida del mismo y el que sale por la parte delantera y que es el que se traga directamente y primero el fumador. Ambos son sumamente tóxicos, pero lo es más, si cabe, el que va destinado a los demás, a los vecinos; pues éste no pasa por el pequeño filtro que supone el recorrido desde un extremo al otro del cigarrillo.


El humo sale de la punta del cigarro a unos 800 grados centígrados de temperatura aproximadamente. Esta temperatura al ir disipada en el humo, que es un gas, y al pasar por la humedad de la boca y el árbol bronquial.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos